Cuando hablamos de carpintería estamos acostumbrados a pensar en la madera, pero existen otras opciones, que además resultan más eficientes, como la carpintería de PVC, la cual presenta un sinfín de ventajas.

Se fabrican puertas, ventanas y todo tipo de cerramientos con perfiles de PVC, porque suponen una gran mejora para muchas casas, ya que generan una alta eficiencia energética y evitan que el frío, el calor o el ruido puedan colarse en el interior de la vivienda. Este aislamiento se traduce en un ahorro de la energía y también en un ahorro en tus facturas de la luz.

La carpintería de PVC es la que tiene más demanda de todo el mundo y suele ser la más utilizada tanto para la fabricación de ventanas para el hogar como para las empresas, gracias a la calidad y las ventajas que ofrece este material, como por ejemplo las propiedades aislantes, el ahorro de energía, evitar la contaminación acústica, consiguiendo un espacio silencioso y que no necesita prácticamente mantenimiento o limpieza.

La carpintería de PVC tiene una larga vida útil y con un cierto mantenimiento y limpieza pueden durar décadas.

La carpintería de madera, por su parte, es susceptible al fuego, de modo que no resultaría demasiado segura en caso de incendio.

La madera es un material que suele ser propenso a tener plagas y problemas con insectos y hongos, ya que es porosa y absorbe la humedad, creando un lugar proclive a la aparición de microorganismos, condensación, dilatación, etc.

Con la carpintería de PVC también conseguirás una vivienda más saludable, gracias a la estanqueidad que proporciona frente a agentes externos como el polvo o la contaminación y al tener las juntas soldadas y no pegadas, facilita que las ventanas sean las más aislantes del mercado.

La carpintería de PVC es saludable para tu vivienda

El PVC también respeta el medio ambiente porque se reduce el uso de los sistemas de climatización y, con ello, se reducen también las emisiones de CO2 de la atmósfera.

Además, es un tipo de material 100% reciclable y está libres de materiales pesados como puede ser el plomo.

También aporta mucha seguridad, gracias a que la carpintería de PVC tiene mucha robustez, por ejemplo, en sus perfiles de las ventanas y cuentan con refuerzo interior, ya que van unidos a los herrajes.

Podrás encontrar una infinidad de diseños posibles para elegir puertas o ventanas de PVC, porque es un material moldeable que puede adaptarse a todo tipo de estilos, formas y tamaños siempre con una impecable terminación. Puedes encontrar tus puertas o ventanas en formas ovaladas, cuadradas, arcos de medio punto, perfiles a medida, etc.