Para la limpieza y el mantenimiento de tus ventanas de PVC no es necesario que dediques mucho tiempo, ya que no se trata de una tarea compleja sino más bien de seguir una limpieza adecuada y periódica.

Lo único que necesitarás es un paño suave, que puede ser de microfibra, un poco húmedo con agua caliente y un poco de jabón neutro y un lápiz de goma para engrasar tus ventanas. De este modo podrás mantenerlas limpias y brillantes durante días e incluso semanas, aunque es un pequeño mantenimiento que debe hacerse regularmente para que no se acumule demasiada suciedad o polvo.

Al abrir y cerrar las ventanas constantemente, los herrajes se debilitan y es necesario engrasarlos con un poco de lubricante y, a esto, se le suma la entrada de polen, microbios, polvo y suciedad y manchas que se van quedando incrustadas con el paso de los días, si no las limpiamos con frecuencia.

Recomendaciones a tener en cuenta

Es importante también dedicar unos minutos a limpiar las juntas de goma con un pincel y un lápiz de goma para engrasarlas, además de limpiar los marcos y, por supuesto, los cristales, que es lo más visible.

Durante la limpieza de tus ventanas de PVC es importante que no utilices productos químicos muy agresivos, ni utensilios que puedan dañarlas o rayarlas, tales como estropajos, papel de lija o productos abrasivos.

Lo mejor es optar por un producto específico para la limpieza de ventanas de PVC o utilizar un paño húmedo con un poco de jabón, para que sea una limpieza adecuada y poco invasiva, lo justo para retirar la suciedad. Si mantienes una limpieza adecuada podrás disfrutar de tus ventanas durante muchos años en perfecto estado, limpias, brillantes y con plena funcionalidad, ya que son unas ventanas muy duraderas y resistentes.

Además, el PVC está considerado uno de los materiales más aislantes si hablamos de cerramientos para la vivienda, tanto nivel acústico como a nivel térmico. Permiten aumentar la eficiencia energética y disfrutar de una temperatura ambiente idónea, además de no provocar cambios bruscos de temperatura.

En cuanto al aislamiento acústico es importante saber que es una de las opciones, que consigue evitar que el ruido exterior se cuele en nuestra vivienda haciendo que no se oiga ni un pitido de coche, petardo, alarmas o voces del exterior.

Las ventanas de PVC, junto a las de aluminio, son una de las opciones con más demanda para el sector de la vivienda por todos los beneficios que ofrecen, la relación calidad precio y el poco mantenimiento que necesitan para mantenerse en buen estado.

¡Entra ya en nuestra web y disfruta de todas sus ventajas!