Disfrutar del calor sí, pero protegidos. Y no sólo nos referimos a ponernos crema solar cuando salimos a la calle en pleno verano, sino que hablamos de los elementos de protección frente a la radiación que tenemos en casa como, por ejemplo, las ventanas de PVC en Barcelona.

Para protegerte de la radiación y también proteger el color y brillo de tu mobiliario es importante que no instales una ventana que no aísle bien. Si la ventana deja pasar la radiación, el cristal se sobrecalentará y también hará un efecto espejo que puede quemar, dañar o decolorar el mobiliario y que dejará pasar los rayos UV también a tu piel, si estás cerca de la ventana en las horas más calurosas del día.

Contar con unas buenas ventanas PVC en Barcelona puede convertirse en la opción más acertada para conseguirlo, porque:

Reducirás la transmisión térmica. Es importante que sean ventanas aislantes con el valor U más reducido posible y también que sea capaz de aislar térmicamente, tanto verano como en invierno, para evitar que la radiación solar penetre en el interior de la estancia.

Además de elegir ventanas de PVC en Barcelona es recomendable acompañarlas de un toldo, persiana y/o cortina, para que evite la entrada del calor y el sol en la franja horaria más calurosa, es decir, al mediodía. En algunos casos se instalan contraventanas, aunque en este caso para que este sistema sea eficiente es importante que las ventanas sean de PVC y de color claro.

Ventanas de PVC en Barcelona, ahorro energético y económico

Las ventanas de PVC en Barcelona son la solución perfecta para conseguir un mayor ahorro económico y energético, gracias a la estanqueidad que proporcionan mediante un aislamiento térmico muy eficaz. Y si hablamos de aislamiento también es importante tener en cuenta el aislamiento acústico, ya que van a aislarte también del ruido exterior.

Otra opción es revisar las ventanas y cajones de persianas y los puntos de fuga, sobre todo en ventanas correderas, para lograr que las hojas y cercos se adapten con la incorporación de un felpudo que puede servir como elemento aislante.

Con las ventanas de PVC ahorrarás energía y dinero en tu factura de la luz, porque te permitirá disponer de una temperatura ambiente más estable y durante más tiempo.

Además de precios competitivos, las ventanas de PVC en Barcelona tienen una larga vida útil, bastante más que cualquier otro material. Las ventanas de madera son más caras que las de PVC y no ofrecen tantas prestaciones.