Ante todo, el PVC (policloruro de vinilo) es un polímetro alcanzado por dos materias primas naturales, como son el cloruro de sodio (NaCI) o sal común en un 57% y combustibles fósiles que tiene un 43% al que se convierte en una materia inacabable

Además, esta mesurado con unas propiedades que hacen ejemplar para la fabricación de ventanas por su suprema relación calidad-prestaciones-competitividad.

Es termoplástico y soldable, que permite tener ingletes totalmente estancos, se considera versátil y fácil de trabajar, también es impermeable al agua, tiene un aislante eléctrico, natural térmico y acústico, sobre todo es resistente frente a componentes atmosféricos, incluido el oxida. ¿Y para limpiar? es fácil y su mantenimiento es mínimo, y se destaca por tener una vida útil de hasta 100 años. La clasificación M1 frente al fuego, es decir el fuego se apaga solo, por la parte del medio ambiente es reciclable hasta 7 veces manteniendo sus propiedades.

Hay variedad de sectores que tiene como opción las ventanas PVC gracias a sus perfectas propiedades, el primero es el embalaje después el mobiliario de todo tipo, electricidad y electrónica, la automación por su ligereza y dureza, en la sanidad por su facilidad de higienización y por último los juguetes.

La claraboya PVC y sus ventajas

Por otro lado, las ventanas PVC mejora el ahorro energético, quiere decir que obstaculiza la energía al instalar los ventanales, con deducido ahorro económico. Si se añade un acristalamiento aislante, el ahorro en calefacción y aire acondicionado puede ser hasta un 60-65% sobre las antiguas ventanas. Manteniendo una amena temperatura sin tirar energía.

Desaparecen los problemas de aislamiento térmico en el hogar porque las ventanas PVC con las variedades de tipos que posee puede alcanzar espesores en milímetros altos y tener varias cámaras de aire que perfecciona el puente térmico de las ventanas, porque embargan el frio y el calor pase al interior de la vivienda, así que son consideradas las más eficientes, ganando así confort y bienestar. También debido a su cierre estanco, suministra la máxima hermeticidad (el viento, lluvia, polvo, contaminación…etc.  Y sus esquinas están soldadas térmicamente. 

Al momento de instalarse las ventanas PVC hay algunas más sencillas y otras complejas y al que se adapta a todas las formas, tamaños y estilos teniendo en cuenta la terminación impecable. Se pueden obtener de forma ovalada, cuadrada, arcos de medio punto, perfiles realizados a medida… También se ve una secuencia de perfiles que se propaga fielmente molduras, jambas y otros elementos decorativos. Cuenta con un sistema de amplia gama de colores.

Por último, la garantía y calidad depende del dinero que se vaya a gastar a la hora de compras las ventanas PVC. El mercado de las ventanas PVC tiene en sus manos infinidad de posibilidades, pero las recomendables marcas someten sus productos a las más estrictas pruebas de laboratorio, certificadas por entidades independientes.