La carpintería ha evolucionado muchísimo a lo largo de los últimos años, y contrariamente a lo que se pueda creer, no todos los trabajos de carpintería se producen en madera.

De hecho, últimamente existen todo tipo de trabajos de carpintería hechos con materiales de lo más diversos, incluso el PVC.

La carpintería de PVC se puede encontrar en ejemplos como puertas y ventanas, siendo uno de los mejores productos para la fabricación de las mismas dadas sus excelentes propiedades aislantes, mucho más eficaces que las de otros materiales más clásicos y comúnmente usados en la fabricación de puertas o ventanas como el aluminio o la madera.

La carpintería PVC ofrece un aislamiento térmico y acústico mucho mejor que la del aluminio, con lo que ofrecen una tranquilidad y confort realmente apreciable, permitiendo así un ahorro importante en sistemas de calefacción del hogar, al retener mejor el calor de la vivienda e impidiendo eficazmente la entrada de aire frío.

Las ventanas construidas en PVC, por ejemplo, tienen un acabado soldado herméticamente a diferencia de otros materiales en que se debe atornillar dejando un resquicio por el que se pierde calor.

Además, al tratarse de una resina compuesta principalmente por sal común, el PVC, a diferencia de lo que podamos pensar, garantiza un bajo impacto medioambiental usando en su fabricación en gran parte recursos naturales prácticamente inagotables.

La carpintería pvc destaca por su durabilidad y ahorro energético

La limpieza de las obras de carpintería PVC es, además, un procedimiento realmente sencillo, que no requiere de tratamientos específicos y complicados como en el caso de la madera, pudiendo limpiarse sencillamente con agua y jabón.

El mantenimiento es realmente escaso, ya que la durabilidad de puertas y ventanas realizadas mediante carpintería PVC es realmente excepcional, teniendo una vida útil muy larga sin perder sus ventajas y propiedades.

El PVC, además es un material difícilmente inflamable, lo que aumenta la seguridad de todas los elementos realizados en dicho material, minimizando riesgos de incendio y reforzando la tranquilidad de sus usuarios.

La carpintería PVC ha evolucionado de forma increíble en los últimos años, ganando además un gran nivel de acabado estético, con obras que logran imitar a la perfección el aspecto visual de la madera o de otros materiales normalmente más usados en la decoración.

En definitiva, se trata de una gran opción que permite aunar todo el confort y las ventajas en cuanto a aislamiento y confort del PVC, sin renunciar al aspecto más estético y decorativo de otros materiales que han sido usados de forma tradicional para este tipo de trabajos pero que han encontrado en el PVC un gran competidor, que va ganando terreno día a día.