Llega la primavera, una maravillosa época para proponerse hacer reformas en casa. Si habéis llegado a este artículo en este momento de año, es porque muchos de vosotros estaréis proponiendo cuando es el mejor momento del año para cambiar las ventanas de la vivienda. Y la verdad es que la mejor época de año para cambiar las ventanas es antes de que arribe al calor, y antes de que arribe el frío, es decir, a finales de primavera y al comienzo del otoño.

Y el motivo es obvio. Aparte de ser un momento para embarcarse en una reforma (hay más horas de sol, las temperaturas son más cálidas y la climatología es más tersa. También es una buena forma de revalorizar la casa y potenciar el ahorro en calefacción y aire acondicionado, potenciando la eficiencia energética.

Si estáis pensando en cambiar las ventanas de vuestra vivienda, Hermeticline es la repuesta ideal. Especialistas en ventanas y cerramientos para las viviendas. Más concretamente especializados en ventanas de PVC y ventanas de aluminio con rotura de puente térmico de distintas calidades y prestaciones que, acompañadas de un buen vidrio nos facilitarán un aislamiento térmico y aislamiento acústico óptimo, así como un esencial ahorro energético.

 

VENTAJAS DE CAMBIAR LAS VENTANAS ANTES DEL INVIERNO

  • Aumenta el aislamiento térmico de las estancias, con la fiel mejora de confort (tendrás menos frío en invierno y menos calor en verano).
  • Favorece el ahorro en la factura de la luz/gas a causa de una menor necesidad de consumo en calefacción y aire acondicionado.
  • Comenzarás a rentabilizar tu inversión de manera inmediata.
  • Aumentarás el nivel de eficiencia energética de tu hogar, lo que hará crecer su valor si en un futuro deseas vender o alquilar. Ç
  • Aumentarás el nivel de seguridad de tu casa justo antes de los periodos de vacaciones clave del año (cuando los robos domésticos son más elevados).

QUE TENER EN CUENTA AL CAMBIAR LAS VENTANAS

Si ya tenéis planteado cambiar de ventanas en vuestro hogar, tenéis que tener en cuenta estos factores que les vamos a explicar a continuación.

  • LA PERFILERÍA

Si lo que buscáis es un aire rustico y natural a tu vivienda, las ventanas de madera son estéticamente muy atractivas y quedan de lujo. Este material es un buen aislante natural, ya que es idóneo para zonas de mucho frío. Las ventanas de PVC también otorgan un buen aislamiento térmico. Su mantenimiento es muy simple, y se puede adaptar a cualquier espacio y ambiente gracias a la diversidad de colores y posibilidades que ofrece.

  • EL VIDRIO

Es uno de los elementos más determinantes en cuanto a las prestaciones que nos otorga una ventana. El tipo de vidrio que le pongamos a las ventanas acordará el nivel de aislamiento térmico, acústico y seguridad del hogar.

Os aconsejamos y recomendamos solicitar presupuesto los meses previos, cuando es más común encontrar ofertas y se pueden conseguir mejores precios en los materiales y la instalación.