Desde Hermeticline queremos que sepas todas las ventajas que pueden aportar a tu vivienda las puertas interiores de aluminio, para que disfrutes de unos cerramientos de máxima calidad que harán que tu día a día sea mucho más fácil, funcional y práctico en todos los sentidos.

El aluminio presenta grandes ventajas, es un material ideal tanto para ventanas como para puertas exteriores o puertas interiores, ya que no se hinchan, ni se dilatan, ni se deforman, ni se desconchan, sino que están preparadas para combatir todo tipo de temperatura y, al ser un material no poroso, repele la suciedad y la acumulación de humedad. Esto hace que se conviertan en el mejor cerramiento posible, tanto para el interior como para el exterior de la vivienda.

Un material con muchas posibilidades

El aluminio es un material que se adapta fácilmente a las posibles dilataciones de la obra o del premarco. Las puertas interiores de aluminio son respetuosas con el medio ambiente, porque se trata de un material ecológico que es 100% reciclable y que, además, aumenta la eficiencia energética de la vivienda y contribuye, por lo tanto, a la reducción de emisiones de CO2. El aluminio está considerado como un metal verde, porque es de las pocas materias primeras que existen de forma ilimitada y su uso o transformación no afecta negativamente a las reservas de recursos naturales del planeta. Y, además, es un material muy duradero que puede reciclarse una y otra vez sin perder las propiedades, lo que lo convierte en una opción realmente inteligente y sostenible.

Además, para las puertas interiores de aluminio de tu vivienda o local comercial podrás elegir entre una multitud de posibilidades en cuanto al diseño, ya que se presentan en muchos tipos de acabados, colores, texturas, formatos, etc.

Las puertas de aluminio son inmunes a la suciedad, porque combaten todo tipo de microorganismos y son resistentes a problemas tan comunes como la carcoma o las termitas, unos problemas que aparecen con una mayor facilidad en otro tipo de materiales como por ejemplo la madera.

Si quieres pintarlas, las tapajuntas son muy fáciles de manipular, pudiéndolas quitar y poner cuando más te convenga. Son cerramientos versátiles, ligeros y adaptables, que proporcionan una gran resistencia y una mayor seguridad para cualquier vivienda, porque resisten todo tipo de golpes, arañazos, etc.

Las puertas interiores de aluminio pueden colocarse en premarcos de aluminio y también en la madera, son fáciles de instalar y desmontar, y se limpian fácilmente, ya que el mantenimiento es prácticamente inexistente, porque no se estropean ni se descomponen, tan solo hace falta retirar un poco el polvo utilizando un paño húmedo.

Si quieres tener más información o recibir un presupuesto, para instalar unas puertas o ventanas de aluminio o bien de PVC, te invitamos a visitar nuestra página web.