Las ventanas PVC Terrassa son un elemento tanto funcional como estético de tu hogar, por lo que, igual que cualquier inmueble de tu casa, realizar un mantenimiento de dichas instalaciones harán que el buen estado de las ventanas PVC Terrassa y su funcionamiento perduren durante muchos más años. A            demás, unas ventanas en un correcto estado harán que tu hogar se vea mucho más limpio y reluciente.

¿Qué pasos he de seguir para mantener mis ventanas PVC Terrassa en condiciones?

El primer paso a seguir es retirar los precintos, o films protectores que están situados en los vidrios y perfiles de las ventanas PVC Terrassa. Estos elementos protectores están hechos para evitar daños durante su proceso de fabricación y transporte, por lo que lo mejor es retirar estas pegatinas antes de que queden pegadas de manera fija al marco de tus ventanas PVC Terrassa. A la hora de retirar las pegatinas es el momento perfecto para comprobar si existe algún tipo de desperfecto en el marco de la ventana, en este caso, si lo has hecho con suficiente antelación, tendrás la oportunidad de realizar la devolución del producto y poder instalar unas ventanas en condiciones.

En el momento en el que se instalan las ventanas PVC Terrassa, te encontrarás con que el aislamiento tanto térmico como acústico se verá afectado positivamente, sobre todo si vives en un lugar de altas temperaturas (tanto altas como bajas) o de altas humedades. Además evitarás la penetración de moho y suciedad por lo que encontrarás en un ambiente doméstico más saludable.

Para aumentar los años de vida de tu ventana es recomendable que realices la limpieza de tus ventanas con frecuencia, así evitarás una acumulación de polvo y suciedad, sobre todo si tu ventana está cerca de las superficies exteriores, como pueden ser la puerta de la entrada de casa, un balcón o el mismo suelo de la calle. 

Es bastante recomendable realizar un mantenimiento periódico de tus ventanas también porque así lograrás evitar manchas que queden permanentes con el paso del tiempo, sobre todo si hablamos de las partes de la silicona o los mismos herrajes. Si haces una limpieza con jabón neutro y agua templada de todas y cada una de las partes de la ventana (marco, cristal, herrajes, partes móviles e inmóviles).

Para la limpieza del cristal y los marcos se recomienda que utilices un paño de microfibra para no dejar pelusa. Por otro lado, cada alrededor de 3 años, vale la pena realizar una lubricación para las partes móviles con aceite ligero como el que se utiliza para las máquinas de coser.

Si consigues realizar todos estos pasos, observarás que tus ventanas durarán durante mucho más tiempo en perfecto estado y evitarás oxidaciones y ruidos molestos, aparte otorgarás la facilidad de abrir las ventanas con suavidad.