A la hora de hablar de elementos del hogar, nos encontramos con que las puertas Terrassa del interior de nuestro hogar son un elemento indispensable y además bastante importante en nuestro hogar. Las puertas Terrassa nos permiten aislar la temperatura y acústica de nuestra habitación, sirve para tener un mayor aspecto de privacidad en nuestro hogar y además son un buen elemento decorativo.

Lo más frecuente es encontrarte con que las puertas de tu casa son uniformes, ya que la mayoría de carpinterías te proporcionan unas puertas o de madera o con el clásico color blanco. Pero no existe ninguna ley que diga que no puedes pintar las puertas Terrassa de tu casa. Por lo tanto, en este artículo te enseñaremos algunos consejos para que puedas lograr un aspecto original y un diseño único para tu hogar. 

Pintar las puertas Terrassa del interior de tu hogar no es tan complicado

Si crees que para pintar las puertas de tu casa necesitas ayuda de un profesional, estás muy equivocad@. Esto no quiere decir que no puedas depender de él, pero cualquiera puede llegar a realizar el pintado de las puertas del interior de tu hogar. 

El primer paso a realizar para la pintura de las puertas Terrassa interiores es escoger el color. Recomendamos que busques colores que contrasten o que creen una armonía con la decoración interior de tu hogar. Además tendrás que escoger entre pintura sintética o acrílica. En mi caso es preferible que utilices la pintura acrílica, ya que tiene la facilidad de poderse limpiar con agua. Su capacidad adherente hace que no necesites realmente una imprimación. 

En el caso, por ejemplo, de que tus puertas Terrassa tenga una pintura oscura y quieras pintarla en un color blanco, tendrás que repasar el color alrededor de 4 veces. En cambio un color intermediamente claro u oscuro 3 capas deberían de bastar. De esta manera podrás saber con más precisión que tanta cantidad de pintura necesitarás. 

Para saber la cantidad de pinturas que deberás de gastar deberás de calcular los metros cuadrados totales que tendrás que pintar. Para realizar un cálculo de la pintura necesaria tomaremos como referencia una puerta de 2,10 m de alto y 0,90 m de ancho. En este caso tenemos 4 metros cuadrados por cada cara, por lo que si has elegido un color intermedio o algo oscuro, ya que le pasaremos 3 vueltas de pintura, necesitaríamos unos 12 metros cuadrados de pintura para poder realizar de forma satisfactoria y de la manera más económica posible la pintura de nuestras puertas. 

Para comenzar a pintar necesitaremos retirar todo tipo de pestillos, herrajes, pomos etc. que tenga la puerta, ya que de esta forma podremos llegar a los rincones más difíciles.  

Por otro lado tendrás que proteger las bisagras con cinta de pintor, además de proteger el exterior del marco de la puerta para no ensuciar la misma pared. Se recomienda utilizar una lijadora para lijar la puerta y crear una superficie lisa que te aporte una facilidad a la hora de pintar la superficie de la puerta. Finalmente retiramos el polvo con un trapo húmedo.

No cargues mucho la puerta de pintura, ya que te puede crear pequeñas elevaciones de pintura que pueden afectar al diseño pulcro de la puerta. Intenta dar capas finas y extender la pintura lo máximo posible. Realiza las pinceladas de arriba a abajo y cuando hayas terminado de pintar comienza deja secar la pintura, finalmente lija la superficie. Este proceso se ha de realizar cada vez que termines con una capa de pintura. 

Por lo tanto, ahora que conoces el proceso, es hora de tener una tarde de entretenimiento para realizar una decoración que impresione a todos tus cercanos que entren a tu hogar.