El mercado de la ingeniería, ya sean edificios residenciales, de oficinas o comerciales, está en constante crecimiento y desarrollo. Cuanto más evoluciona, más exigentes son los clientes, mientras que los ingenieros civiles están cada vez más preocupados por la tecnología moderna, los estándares de calidad más altos y los sistemas de producción innovadores.

La carpintería PVC se encuentran entre las tecnologías de construcción modernas. Pero, ¿qué significa exactamente una carpintería PVC y cuáles serían sus beneficios?

El cloruro de polivinilo (PVC) es una sustancia blanca e inodora de la categoría de los termoplásticos que presenta una estructura amorfa (sin una forma específica).

El PVC se encuentra a menudo en dos variantes: “duro” y “blando”. El PVC duro es la versión utilizada en el campo de la ingeniería civil para la fabricación de perfiles para puertas y ventanas, paneles celulares y otros materiales. Cuando el PVC duro se plastifica a través de varios procesos químicos, se vuelve flexible y se puede utilizar para la producción de equipos médicos y diversos productos para pisos.

En consecuencia, la carpintería PVC está formada por elementos de una edificación, principalmente ventanas y puertas, que están fabricadas en PVC, con excelentes propiedades de aislamiento térmico y acústico, y alta resistencia a los impactos.

Carpinter’ia PVC: la mejor inversión

Debido a las excelentes propiedades de aislamiento térmico tanto de los perfiles de PVC para ventanas y puertas como del vidrio aislante, la carpintería PVC ayuda a aumentar la eficiencia energética de la vivienda.

En concreto, ayuda a reducir el consumo de energía tanto durante la estación fría, por la capacidad de reducir la pérdida de calor, como durante el verano, debido a las propiedades reflectantes y de control solar del vidrio aislante. El resultado es un consumo de energía reducido e, implícitamente, menores costos.

La residencia es donde comenzamos nuestro día y nos relajamos después de un ajetreado día en la oficina. Por eso, la tranquilidad y la privacidad son elementos a tener en cuenta a la hora de elegir nuestras ventanas y puertas.

La carpintería PVC asegura un mayor confort acústico, gracias a los perfiles de PVC, así como al vidrio aislante. Además, otra parte importante de la reducción del ruido exterior se consigue con las juntas de estanqueidad de las ventanas de PVC.

Las ventanas y las puertas son bienes duraderos. Por lo tanto, cuando hacemos una elección a este respecto, esperamos que sean a prueba de tiempo, especialmente porque el reemplazo puede ser bastante costoso, tanto en términos de costo como de tiempo.

La carpintería de PVC con vidrio aislante tiene una durabilidad significativamente mayor que otros tipos de carpintería, con una excelente resistencia a la lluvia, el viento, la intemperie y las altas variaciones de temperatura.