Tenemos que ser conscientes que, a la hora de elegir una ventana, no estamos eligiendo un producto más, que si no nos gusta o no es lo que esperábamos, podemos deshacernos de él y comprar otro en poco tiempo. Por esto, es conveniente informarnos previamente de cuáles son las ventanas que queremos que nos instalen, que sean de nuestro agrado y que resuelvan nuestras necesidades.

También podemos decir que la elección del tipo de ventanas en España ha dependido entre unas zonas y otras, por ejemplo, en zonas donde las exigencias de aislamiento térmico y también la consciencia del aislamiento han sido mayores, se han instalado ventanas más aislantes como son las ventanas de madera y las de PVC, como el País Vasco o Cantabria, zonas donde también por el tipo de construcción, las ventanas han sido tradicionalmente de madera, y el cambio ha evolucionado a las ventanas de PVC.

Por otra parte, en zonas de nuestro país como en grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Andalucía…), ha tenido un mayor desarrollo la ventana de aluminio de baja calidad, principalmente ligado más a motivos de gran oferta de fabricantes de ventanas que apostaron por fabricar muchas ventanas de bajo precio y bajas prestaciones. Esto ha creado el problema que durante décadas se han llenado las viviendas de los hogares españoles de ventanas de bajas prestaciones que están teniendo que ser renovadas.

Las ventanas de PVC en Barcelona constan de excelentes propiedades aislantes y de seguridad, ofrecen el mejor aislamiento térmico y acústico debido a la naturaleza “no conductora” del plástico.

El material PVC es superior al aluminio y a la madera, el aluminio a parte de rayarse con facilidad, puede llegar a corroerse, en el caso de la madera resulta difícil hacer que luzca como nueva ya que, cada año hay que lijar, barnizar y proteger de los insectos.

Las ventanas de PVC en Barcelona, no se ven afectadas por el clima o la contaminación, no se decoloran, no se pudren, no se astillan, no se desconchan… manteniéndose como el primer día durante su larga vida útil que es aproximadamente un periodo superior a 50 años.

Una opción ecológica

Las ventanas de PVC en Barcelona es una de las opciones más ecológicas a la hora de escoger una carpintería de exterior ya que, reduce el consumo energético un 45% con respecto al aluminio y un 15% con respecto a la madera.

Durante la elaboración y posterior transformación del PVC, tan solo emite vapor de agua a la atmósfera, por lo que no genera emisiones contaminantes y es un material reciclable al 100%.

Por otra parte, las carpinterías de PVC son 100% reciclables; una vez recuperado el material, este puede utilizarse de nuevo en diversas aplicaciones tan variadas como un simple jersey, suelos de vinilo de alta resistencia, muebles de terraza o tuberías.

Por lo tanto, el aislamiento térmico de  ventanas  de  PVC en Barcelona, es un factor importante a nivel económico y ecológico.