Existen muchos materiales que se utilizan para la fabricación de este tipo de productos, pero lo cierto es que, solo las ventanas de PVC de Sabadell pueden hacerse con distintos tipos de apertura. Lo cierto es que esta versatilidad supone una gran ventaja frente a otros materiales, ya que nos permite abrirla en el sentido que mejor funcione en la parte o estancia de nuestra vivienda donde esté instalada.

Entendemos tipos de apertura como las diferentes formas en las que se puede abrir una ventana. Como hemos dicho anteriormente, es posible que nos encontremos con situaciones en las que, una ventana normal no se puede abrir o es realmente complicado, por este motivo, en el nuevo artículo de hoy veremos cuales son las ventajas de las ventanas de PVC en Sabadell y cuales son los tipos de aperturas que podemos encontrar en el mercado.

El PVC es un material muy versátil y resistente, no le afectan los cambios de temperatura y se adapta perfectamente a cualquier tipo de estructura y diseño. Además, este material no requiere un gran mantenimiento y es realmente difícil de limpiar. Gracias a esto, cada vez son más las personas que escogen este material antes que cualquier otro del mercado.

¿De cuantas formas se puede abrir una ventana de PVC?

A continuación, veremos todas las formas en las que se pueden abrir las ventanas de PVC de Sabadell, con la finalidad de que las conozcamos todas y podamos encontrar aquella que mejor se adapte a las necesidades de cada una de las estancias de nuestra vivienda.

    • Corredera: este sistema es uno de los que más se utilizan, ya que no suponen ningún obstáculo a la hora de abrir o cerrar dicha ventana. En este caso, las hojas se deslizan de forma horizontal de un lado a otro para dejar pasar el aire por el lugar que más nos convenga.
    • Practicable o abatible: cuando abrimos este tipo de ventanas de PVC de Sabadell, la hoja realiza un giro sobre el lateral vertical, de esta manera, se crea un espacio abierto. Este es otro de los sistemas más vistos de ventanas, pero debemos tener en cuenta que, al abrirla, la hoja ocupará espacio en nuestra vivienda.
    • Batiente: cuando abrimos este tipo de ventanas, giran sobre su eje horizontal inferior, dejando así, la entrada de aire y obertura en la parte superior del perfil. Este sistema no ocupa tanto espacio porque se queda todo en la parte superior.
    • Combinada: se integran distintas hojas con diferentes opciones de apertura en una misma ventana, de esta forma, es totalmente personalizable.

Existen muchos tipos más de aperturas, pero estas son las principales, por lo que nos podemos guiar por ellas a la hora de escoger la mejor.