Puede que el nombre de ventanas de PVC oscilobatientes no nos resulte muy familiar, pero lo cierto es que, seguro que hemos visto este tipo de instalaciones en muchas viviendas, incluso puede ser que nosotros mismos la tengamos en nuestra vivienda. Debemos tener en cuenta que estas ventanas disponen de un acabado mucho más moderno y práctico que, sin duda, ofrece grandes ventajas de uso para nuestro domicilio. Gracias a esto, cada vez son más las personas que cambian los viejos elementos de su vivienda por estos.

La mayoría de personas que optan por este tipo de instalaciones lo hacen porque, además de ofrecer una máxima ventilación de nuestra vivienda, lo hace sin necesidad de restar espacio a la estancia. Debemos tener en cuenta que, las ventanas de PVC oscilobatientes tienen la propiedad de poder abrirse desde diferentes ángulos, tanto de forma vertical como horizontal. Como podremos observar, esto supone una gran ventaja, no solo para su uso diario, sino también para su limpieza y mantenimiento.

Utilizando únicamente la manilla de la que dispone la ventana, podemos abrirla hacia dos lados totalmente distintos. En el ángulo vertical la obertura es de unos 180 grados, mientras que en el horizontal es de 45 grados, permitiendo así, regular la cantidad de aire y las corrientes de dentro de la vivienda. Además, esta pensada especialmente para no suponer ningún estorbo en el caso de que la ventana se encuentre en un lugar muy limitado de espacio.

Ventajas de las ventanas de PVC oscilobatientes

Una de las principales ventajas de las ventanas de PVC oscilobatientes es el ahorro de energía que supone para la vivienda, el material del que están fabricadas hace que la temperatura de la vivienda quede totalmente aislada de la exterior. Gracias a esto, nuestro domicilio será más fresco en verano y más caliente en invierno. Si además tenemos en cuenta su diseño, veremos que su apertura también esta diseñada para perder la menor temperatura posible.

Por otra parte, la seguridad es otro punto a favor a destacar, ya que, si tenemos mascotas o niños, este sistema de abertura será ideal para que no puedan hacerlo solos o caerse a través de ella. De esta forma, podemos dejar todas las ventanas abiertas sin peligro de que nadie se asome más de la cuenta y sufra algún tipo de caída. En este aspecto, debemos tener claro que las ventanas de PVC oscilobatientes son mejores que las tradicionales.

La estética del interior de nuestra vivienda es otro aspecto que debemos tener en cuenta, las ventanas de PVC oscilobatientes disponen de un gran numero de colores y acabados, además de ofrecer el mismo aspecto tanto cuando están abiertas como cerradas. De esta forma, no cambiará su estética y serán mucho más fáciles de limpiar y realizar su mantenimiento. Su material es ideal para todo tipo de climas y nos ofrece las mejores condiciones físicas y mecánicas.