La elección de los cerramientos de tu vivienda es muy importante, ya que por muy bonita que sea la decoración de tu hogar no servirá de nada si no cuentas con cerramientos que te aseguren un buen aislamiento térmico, capaz de evitar condensación o humedades en el interior, como sí lo hacen las puertas de PVC.

Las puertas de PVC son una opción segura y saludable para tu vivienda, porque dispondrás de cerramientos se gran calidad que te proporcionarán hermeticidad, silencio, seguridad, protección y confort. Es una opción que evita la generación de condensación, mantendrá la temperatura en el interior de tu casa y que, además, te aislará del barullo del exterior. Tres funciones en una que te permitirán disfrutar de un hogar mucho más confortable y seguro sin hacer ningún esfuerzo.

Son una opción fantástica para aislarnos del estrés y disfrutar de nuestro refugio desde la calma y de una forma segura para nuestra salud, ya que ayudará a que no se generen problemas de humedades o goteras, gracias a ser un material no conductor, evitando que el frío no pueda colarse por ninguna rendija. Al ser un material no poroso también evitará la proliferación de microorganismos y también la acumulación de polvo y suciedad, lo que hará que resulte más fácil de mantener limpia.

Ventajas para tu vivienda y para el medio ambiente

  • Es un material muy resistente que además se presenta como uno de los más sostenibles, porque puede reciclarse y porque su fabricación es una de las que menos impactos ambientales generan. Además, es uno de los plásticos que menos dependen del petróleo, porque está compuesto mayoritariamente por sales. Al tratarse de un material tan duradero y con tantas posibilidades de ser reciclado, se reduce mucho el consumo energético en su fabricación.
  • Las puertas de PVC son estables e inertes, lo que las convierten en un sistema higiénico y aséptico idóneo para conseguir que tu vivienda sea lo más saludable posible. Esto es una buena noticia para cualquier noticia, pero sobre todo si hay bebés, niños y mascotas en tu familia, ya que se acumula suciedad con más facilidad y es importante mantener la casa limpia y segura.
  • Es un material muy duradero, que puede mantenerse en perfecto estado durante más de 60 años, por lo que puedes plantearte elegir este material no sólo para las puertas del interior de tu vivienda, si no que es una fantástica opción para la puerta de entrada.
  • En el mercado puedes encontrar distintos tipos de apertura de puertas PVC, como pueden ser las puertas practicables, las puertas deslizantes o las correderas elevadoras.
  • Es un gran aislante térmico, acústico y eléctrico.
  • Son impermeables, por lo que es un material perfecto si vives en una zona húmeda o fría, en las que no toca tanto el sol.