Como hemos visto en artículos anteriores, la domótica permite que nos podamos comunicar con un sistema de objetos conectados que se encuentran dentro de nuestra vivienda. Para poder conectar un objeto, el único requisito que debe tener es conexión a internet, cosa que actualmente tienen la mayoría de elementos de cualquier vivienda. Los sistemas que disponen de está tecnología, nos permiten automatizar determinadas acciones de estos objetos sin necesidad de hacerlo físicamente o estar en ese mismo lugar.

Los aparatos que están conectados llevan unos sensores con los que recaban toda la información y se comunican con la central de domótica en la que nosotros podemos dar todo tipo de órdenes. De esta forma, podemos disponer de un hogar inteligente en todos los sentidos, garantizando así que nuestra vivienda sea mucho más eficiente y consigamos un confort duradero.

¿Qué nos aporta la domótica?

La domótica se ha creado con la única finalidad de mejorar la calidad de vida de todas las personas que queramos disfrutar de ella. Por este motivo, son muchas las ventajas que nos ofrece:

    • Eficiencia energética: el control que tenemos gracias a esta tecnología, nos permite monitorizar y optimizar el consumo energético mediante una gestión eficiente. Si conocemos cual es nuestro consumo podremos optimizar las posibilidades de nuestra vivienda, con tal de reducirlo al máximo sin renunciar a la comodidad.
    • Confort: tanto dentro como fuera de nuestra vivienda. La posibilidad de controlar diferentes tareas de nuestro hogar de forma remota o programada hace que nuestra comodidad sea mayor. Además, siempre podemos preparar distintos elementos de nuestra vivienda como la calefacción para que esté idónea en el momento en el que lleguemos a casa.
    • Seguridad: los sensores de los que disponen los distintos aparatos conectados nos permiten supervisar nuestro hogar desde la distancia. Además, podemos programar respuestas ante posibles intromisiones en el sistema de seguridad de nuestra vivienda.
    • Accesibilidad: la domótica busca que cualquier persona, sin importar su grado de capacidad, pueda hacer uso de los distintos elementos y partes de su hogar sin necesidad de ayuda externa.
    • Comunicación: esta es la base de este tipo de sistemas, ya que permite que nos conectemos directamente con los dispositivos conectados y los controlemos tanto dentro como fuera de la vivienda, creando así una conexión entre nosotros y nuestro hogar.

Debemos saber que todas estas ventajas son gracias a que la domótica permite hacer tareas tan distintas como abrir o cerrar persianas, regular el termostato, la iluminación y conectar y desconectar todos aquellos elementos de nuestra vivienda que tengamos vinculados con este sistema. Lo podemos hacer todo desde cualquier parte y con nuestro dispositivo personal.