Gracias al ahorro de energía y el aislamiento térmico reducimos la contaminación. Por eso, se ha comenzado a desarrollar el CTE, que es el Código Técnico de la Edificación. Una vez desarrollado este término, podemos afirmar que la carpintería de PVC cumple con las exigencias de transmitancia del CTE sin ningún tipo de restricciones.

La carpintería de PVC contribuye al concepto de construcción sostenible

Si nos adentramos al mundo de la carpintería de PVC encontramos las ventas de PVC que una vez que decidimos instalarlas en nuestros hogares conseguimos reducir el consumo energético en un 45% en comparación con las de aluminio y un 15% en comparación con las de la madera. Además, las ventanas de PVC reducen las emisiones de CO2 a la atmosfera en un 161% respecto a las ventas de aluminio y un 52% con respecto a las ventanas de madera.

Los datos de los materiales y productos que integran los edificios son fundamentales. La carpintería de PVC es un sector industrial completamente comprometido con los mismos objetivos y propósitos que la construcción sostenible.

A continuación, detallare algunos de los puntos básico en los que se desarrolla el estudio medioambiental de la construcción de un nuevo edificio:

La extracción de sus materias primas y consumo de recursos: Todas las empresas fabricantes de PVC como materia prima tienen concedida la ISO 14001 medioambiental. El balance ecológico de la carpintería de PVC es favorable.

Producción y transporte: La fabricación de la carpintería de PVC está altamente tecnificada y no produce ninguna emisión ni contaminación de ningún tipo. Todos los recortes de los perfiles de PVC rechazados en el proceso de fabricación se reciclan al 100%.

Período de vida útil: La carpintería de PVC tiene una vida media de 50 años, se clasifica como el material más duradero y con un largo periodo de vida, dentro de la construcción siguiendo la norma ISO 14000.

Demolición: En este caso la recuperación selectiva y separación de los materiales. Dentro de un proceso de demolición se obtiene un reciclado de los residuos existentes en un 100% de los casos.

Recuperación de los residuos: La industria de la carpintería de PVC con entidad propia busca incrementar las cantidades a reciclar al final de la vida de la aplicación y a encaminar un futuro sostenible para la carpintería de PVC. En la actualidad, en España los residuos postconsumo de la carpintería de PVC son muy pequeños debido a que lleva en el país sólo 25 años y no se ha cumplido su período de vida útil.

Ahorrar energía es reducir contaminación: Una de las prestaciones más relevantes de la carpintería de PVC es su extraordinario y altísimo aislamiento térmico y acústico. Un aislamiento adecuado es fundamental para usar racionalmente la energía y reducir la emisión de CO2 a la atmósfera.