Las ventanas, son un complemento de los hogares muy importantes, por lo tanto, para escoger una, hay que revisar varios factores y saber muy bien que quieres que te proporcionen en tu vivienda.

Para ayudaros a escoger o a tener una idea más o menos clara, hoy en nuestro blog, os hemos traído un tipo de ventanas, las cuales son muy conocidas por su resistencia y por su mantenimiento, que son las ventanas Kommerling.

 

VENTAJAS DE LAS VENTANAS KOMMERLING

Las ventanas Kommerling destacan principalmente por su gran capacidad aislante y su eficiencia energética. Gracias a esto, el ahorro energético que se establece en los espacios, donde este tipo de ventanas están instaladas, es superior al derivado del uso de las ventanas que están fabricadas con un material distinto. Esto hace que favorezca un notable descenso del gasto en la calefacción, que puede cuantificarse hasta tres veces más al producido diariamente con el uso de las ventanas de aluminio en condiciones análogas.

Otra de las ventajas que tienen las ventanas Kommerling, y que es muy importante, es la reducción de ruido, ya que impiden el paso de las ondas sonoras a través de ellas, tanto para el exterior como para el interior de la casa.

En el uso hospitalario, las ventanas Kommerling resultan muy adecuadas, ya que impide el paso y desarrollo de las bacterias y de otros parásitos.

 

CONDENSACIÓN

Un punto fuerte, que abunda en este tipo de ventanas, es el menor grado de condensación que experimentan con los cambios de temperatura y de humedad. Al ser de plástico, no condensan humedad en ellos, a parte de que su supresión da la sensación de frío al tacto como, en ocasiones, experimentan otros materiales.

EFICIENCIA ECOLÓGICA

La fabricación de este material, implica una menor carga económica y energética que otros elementos empleados tienen en la elaboración de ventanas. Así, el proceso de elaboración que tienen las ventanas Kommerling, implica una huella ecológica menor, que hace que este material se convierta en una alternativa de notable eficiencia ecológica.

Además, es un material 100% reciclable y muy resistente al fuego. Así que, en caso de incendio, ese material es auto extinguible, por lo que hace que no corramos riesgo de que entre en combustión espontanea.

MANTENIMIENTO

Este tipo de ventanas, son de naturaleza duradera y de un sencillo mantenimiento. De este modo, no requieren ningún tratamiento especial, aparte de lavarlas con agua y jabón. El color blanco es muy habitual en este tipo de ventanas, ya que con el paso del tiempo no pierde su tonalidad.

Las ventanas Kommerling son unas ventanas ligeras, duraderas, resistentes y que cuentan con un gran número de características óptimas para su utilidad como material de carpintería, tanto a nivel domestico como laborales u otros entornos similares.